El Método inlingua

Se aprende a hablar, hablando

¿No te gustan las clases de gramática largas y aburridas?

¡No hay problema!

En inlingua, nuestros profesores dan prioridad al lenguaje hablado y a los ejemplos prácticos, que hacen que nuestras clases sean animadas y divertidas.

Aprender idiomas con el método inlingua

La prioridad del método inlingua es hablar el idioma en el que se aprende. Los alumnos se concentran en la expresión oral para después desarrollar la lectura, la comprensión y la expresión escrita. Tanto si necesita un idioma para aprobar un certificado, para utilizarlo profesionalmente, o bien para sus relaciones personales, inlingua tiene un curso pensado para usted. Nuestros profesores garantizan, de forma secuencial, las etapas de presentación, práctica y producción.

Presentación

La etapa de presentación es tan breve como sea posible. En ella, el profesor es quien dirige y centra la atención. Su cometido es presentar nuevos contenidos lingüísticos a los alumnos, clarificando su significado y ofreciendo ejemplos de uso. Se pone énfasis en una pronunciación y entonación correctas. El profesor recurre a preguntas para hacer a los alumnos partícipes del proceso.

Práctica

En la etapa de práctica, los alumnos ejercitan oralmente los contenidos lingüísticos presentados en la etapa de presentación, lo cual hacen de forma controlada y guiada por el profesor. El objetivo es que los alumnos construyan frases correctas en el idioma objeto de aprendizaje. La tarea del profesor consiste en incentivar y orientar a los alumnos para que hablen. Se corrigen todos los errores cometidos en el idioma en cuestión. Los profesores buscan que todos los alumnos sean capaces de expresarse en el nuevo idioma automáticamente, con el menor número de errores y la menor vacilación posibles.

Producción

Una vez los alumnos dominen el elemento o estructura del idioma en cuestión, y sean capaces de usarlo de forma competente, llega el momento de comenzar con la etapa de producción. Aquí, las actividades conceden a los alumnos un mayor control sobre lo que dicen y sobre cómo lo dicen. La etapa de producción permite a los alumnos usar el idioma de forma más creativa: combinando elementos nuevos con otros anteriores, hablando sobre sí mismos, representando situaciones, expresando opiniones o resolviendo problemas, entre otros. El énfasis se pone en un uso consciente del idioma, antes que en su mera repetición.

Menú